Title Image

Receta de tarta tatin


Receta de tarta tatin

Entre nuestras recetas dulces no podía faltar este clásico de la repostería francesa, la tarta Tatin. Una tarta de manzana que con solo 4 ingredientes triunfó allá por el siglo XIX en el hotel de las hermanas Caroline y Stephanie Tatin y que todavía sigue conquistando a todo aquel que la prueba.

La tarta Tatin consiste en una capa con trozos de manzana caramelizados cubierta con una masa quebrada. Cuando sale del horno, se le da la vuelta para que quede la fruta en la parte de arriba. La manzana queda jugosísima mientras que la base mantiene su textura hojaldrada, ¡una auténtica delicia!

Lo más importante de la elaboración es contar con un plato y molde para tarta tatín, o una olla baja de metal que se pueda introducir en el horno. En el propio molde se hace un caramelo y encima se ponen los trozos de manzana intentando que queden bien juntos como si hiciéramos un puzle. Luego se cubre con la masa quebrada a la que haremos un par de cortes para que salga el aire. Se introduce en el horno en ese mismo molde y al sacarla le daremos la vuelta con el plato. En nuestra tienda online puedes elegir entre varios moldes para hacer la tarta tatin.

Esta receta también se puede hacer con peras, melocotones o incluso plátanos; ¡imaginación al poder! Si nunca has hecho una tarta invertida no te pierdas esta receta porque el resultado es riquísimo.

Tarta tatin

Tiempo de preparación20 min
Tiempo de cocción25 min
Tiempo total45 min
Raciones: 8
Autor: Laura Sacristán

Ingredientes

  • 1 lámina de masa quebrada casera o preparada

Para la masa quebrada casera

  • 250 g de harina
  • 120 g de mantequilla fría
  • 2 cdas. de azúcar glass
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 2 cdas. de agua fría

Para el relleno

  • 6 manzanas tipo Golden
  • 80 g de azúcar
  • 80 g de mantequilla

Elaboración

Para la masa quebrada

  • Tamiza la harina en un bol. Añade la mantequilla fría cortada en cubos muy pequeños y mezcla con la harina usando las puntas de los dedos, hasta obtener una especie de migas.
  • Añade el azúcar, una pizca de sal, un huevo batido y el agua fría. Amasa ligeramente hasta conseguir una bola de masa homogénea. Envuélvela con film y deja reposar en la nevera al menos 30 minutos.

Para la tarta tatin

  • Pela las manzanas y cortarlas en gajos, quitando el corazón y las pepitas. Reserva.
  • Para preparar el caramelo pon en molde para tarta tatín el azúcar y la mantequilla, calienta a fuego medio y espera a que se funda el azúcar y se derrita la mantequilla removiendo con una pala de madera. Cuando el caramelo tenga un color dorado acomoda las manzanas que has reservado con la parte redonda hacia el caramelo, primero alrededor del borde y después ocupando el centro. Aprieta los trozos lo máximo posible, para que no queden huecos.
  • Estira la masa quebrada con un rodillo sobre una superficie enharinada hasta conseguir un grosor de 4 mm aproximadamente y con un diámetro ligeramente mayor al del molde. Coloca la masa sobre las manzanas cubriendo todo el molde, recorta la masa si sobresale demasiado y vete remetiendo la masa en el molde.
  • Haz un pequeño corte en forma de cruz en el centro de la masa para que salga el vapor. Hornea a 180°C con calor arriba y abajo, durante 25-30 minutos aproximadamente, o hasta que tenga un bonito color dorado.
  • Deja enfriar fuera del horno unos 5 minutos, no la dejes más tiempo o el caramelo se endurecerá demasiado y será difícil desmoldar la tarta. Pasados los 5 minutos, desmolda la tarta dándole la vuelta al molde con su plato correspondiente, como si fuera una tortilla de patata.
  • Sirve la tarta tatin templada o fría, y si quieres puedes acompañarla con nata montada o una bola de helado de vainilla.

Notas

Puedes utilizar una lámina de masa quebrada u hojaldre ya preparado.
El plato y molde para tarta tatín de Emile Henry es apto para uso en el horno, microondas, gas y vitrocerámica.
Laura Sacristán

Laura Sacristán

De diseñadora de productos a diseñadora de platos. Mi pasión por la cocina y la fotografía gastronómica me han llevado a reconducir mi carrera hacia los fogones. Mi formación autodidacta se fue complementando con varios cursos de fotografía y nutrición, y finalmente me decidí a estudiar cocina. Estoy aquí porque me encanta crear y vivir nuevas experiencias, siendo una de mis preferidas elaborar nuevas recetas de cocina, que comparto en Shoot The Cook.