Title Image

Polos de yogur con frutos rojos


Polos de yogur con frutos rojos

Con este tiempo estos polos de yogur y frutos rojos apetecen más que nunca, ¿verdad? Los helados caseros pueden ser muy nutritivos si utilizamos ingredientes tan saludables como estos. Además, se hacen muy rápido y podrás disfrutar de tus helados en pocas horas. ¡Te contamos como hacerlos!

Para hacer estos polos hemos usado los moldes apilables de Lékué, unos recipientes herméticos que protegen los helados de olores en el congelador. En nuestra tienda podrás encontrar moldes para helados con todo tipo de formas, ¡hay muchos para elegir!

Nosotros somos muy aficionados a hacer este tipo de helados a base de yogur. En esta ocasión los hemos hecho con frutos rojos que es una combinación que nos encanta con el yogur, pero puedes utilizar la fruta que más te guste: melocotón, mango, kiwi… El resultado será igual de rico.

Para esta receta puedes también elaborar el yogur en casa. Nosotros es algo que ya hacemos habitualmente en casa, solo se necesita una yogurtera y dos ingredientes. Esperamos que te refresques con estos helados.

Polos de yogur con frutos rojos

Tiempo de preparación10 min
Tiempo total10 min
Raciones: 4
Autor: Laura Sacristán

Ingredientes

  • 250 g de yogur natural
  • 1 cda. de zumo de limón
  • 2 cdas. de sirope de agave o miel (opcional)
  • 40 g de frambuesas
  • 40 g de arándanos

Elaboración

  • En un bol mezcla el yogur con el zumo de limón y el sirope, o la miel si quieres endulzarlo.
  • En otro recipiente machaca un poco las frambuesas y resérvalas junto a los arándanos.
  • Reparte la mezcla de yogur entre los 4 moldes para helados y añade unos cuantos arándanos a cada uno y un par de cucharadas de las frambuesas que has aplastado.
  • Cierra los moldes y lleva al congelador durante unas 4 horas. Desmolda los polos y disfrútalos.
Laura Sacristán

Laura Sacristán

De diseñadora de productos a diseñadora de platos. Mi pasión por la cocina y la fotografía gastronómica me han llevado a reconducir mi carrera hacia los fogones. Mi formación autodidacta se fue complementando con varios cursos de fotografía y nutrición, y finalmente me decidí a estudiar cocina. Estoy aquí porque me encanta crear y vivir nuevas experiencias, siendo una de mis preferidas elaborar nuevas recetas de cocina, que comparto en Shoot The Cook.