Title Image

Polos de frambuesa y chocolate


Polos de frambuesa y chocolate

Con las altas temperaturas de estos días y en plena temporada de helados, que mejor que hacer unos polos de frambuesas y chocolate negro. ¡Vamos a preparar esta deliciosa combinación!

Te aseguramos que están muy ricos y encima se preparan en un abrir y cerrar de ojos. Tan fácil como triturar todos los ingredientes juntos con una batidora de vaso y rellenar los moldes para helados de Lékué. Son nuestros favoritos por lo poco que ocupan en el congelador, ya que son apilables. Los podéis encontrar en nuestra tienda online junto a otros muchos moldes para helados.

El último componente de estos helados es la cobertura de chocolate negro con avellanas, una deliciosa capa crocante que nos recuerda al típico Magnum almendrado. Aquí te dejamos la receta y esperamos que los disfrutes tanto como nosotros. ¡Te van a quedar igualitos que estos!

Polos de frambuesa y chocolate

Tiempo de preparación15 min
Tiempo total15 min
Raciones: 4 helados
Autor: Laura Sacristán

Ingredientes

  • 200 g de frambuesas
  • 1/2 plátano maduro
  • 100 ml de nata para montar
  • 50 ml de leche
  • 80 g de chocolate negro 70%
  • 1 puñado de avellanas tostadas y troceadas

Elaboración

  • Pon todos los ingredientes en el vaso de una batidora y tritura hasta obtener un batido. Pásalo por un colador si quieres retirar las pepitas de las frambuesas.
  • Prepara los moldes para helados de Lékué, llénalos y cierra con su tapa.
  • Deja en el congelador durante al menos 4 horas, o hasta que se hayan endurecido por completo.
  • Por último, funde el chocolate negro con el aceite de coco al baño María, o unos segundos en el microondas.
  • Mezcla en un vaso estrecho el chocolate fundido con las avellanas troceadas. Sumerge cada helado en el chocolate y vuelve a meterlos al congelador. En 10 minutos estarán listos para servir.
Laura Sacristán

Laura Sacristán

De diseñadora de productos a diseñadora de platos. Mi pasión por la cocina y la fotografía gastronómica me han llevado a reconducir mi carrera hacia los fogones. Mi formación autodidacta se fue complementando con varios cursos de fotografía y nutrición, y finalmente me decidí a estudiar cocina. Estoy aquí porque me encanta crear y vivir nuevas experiencias, siendo una de mis preferidas elaborar nuevas recetas de cocina, que comparto en Shoot The Cook.