Title Image

Hummus de remolacha


Hummus de remolacha

Este hummus de remolacha es una versión del hummus clásico, pero con un color espectacular, y con ese punto dulce que le aporta la remolacha. ¡Solo te podemos decir que lo pruebes!  

Al igual que el hummus clásico, se trata de una receta fácil y rápida. Se trituran los garbanzos cocidos junto con la remolacha y se adereza con zumo de limón, ajo, tahini (que es la pasta de semillas de sésamo trituradas), comino y aceite de oliva virgen extra. El resultado es súper cremoso y con un sabor muy fresco.

Este hummus es perfecto para llevar como snack con unos crudités para untar. Los crudités son palitos de verdura cruda, nuestros favoritos son los de zanahoria, apio, pepino y pimiento rojo. Hemos utilizado el tarro de Lékué para llevarnos este snack a la oficina, es muy práctico gracias a sus dos compartimentos. Si quieres ver todos los tamaños y modelos disponibles visita nuestra tienda online.

Hummus de remolacha

Tiempo de preparación10 min
Tiempo total10 min
Raciones: 2
Autor: Laura Sacristán

Ingredientes

  • 150 g de remolacha cocida
  • 200 g garbanzos cocidos (peso escurrido)
  • 1 diente ajo pequeño
  • 1/4 cdta. de comino molido
  • 1/2 cdta. de sal
  • Zumo de 1/2 limón y su ralladura
  • 2 cdas. de tahini
  • 2 cdas. de agua
  • 1 cda. de aceite de oliva virgen extra

Crudités

  • 1 zanahoria cortada en bastones
  • 1 rama de apio cortada en bastones
  • 1 trozo de pepino cortado en bastones
  • 1/2 pimiento rojo cortado en tiras

Elaboración

  • En el vaso de una batidora de vaso pon todos los ingredientes menos el aceite y tritura hasta conseguir una pasta cremosa. Prueba un poco para ajustar las cantidades de sal, limón o comino a tu gusto. Añade el aceite de oliva y tritura un poco más.
  • Echa el hummus en un compartimento del tarro de Lékué y pon los crudités o palitos de verdura en el otro recipiente. Ciérralo y listo para llevar.
Laura Sacristán

Laura Sacristán

De diseñadora de productos a diseñadora de platos. Mi pasión por la cocina y la fotografía gastronómica me han llevado a reconducir mi carrera hacia los fogones. Mi formación autodidacta se fue complementando con varios cursos de fotografía y nutrición, y finalmente me decidí a estudiar cocina. Estoy aquí porque me encanta crear y vivir nuevas experiencias, siendo una de mis preferidas elaborar nuevas recetas de cocina, que comparto en Shoot The Cook.