Bienvenido

Kit con tarro dispensador para hacer té Kombucha 3 litros - Cristal - Kilner

38,50 €
+ -
Características del producto

Kit compuesto por un dispensador, 2 jarras, 3 muselinas y cordel, especialmente diseñado para la elaboración de té Kombucha, de Kilner.

El dispensador de cristal uenta con un grifo en su parte inferior para poder rellenar fácilmente frascos de menor tamaño, una vez elaborado.

Está diseñado para poder fermentar en casa, de forma fácil, el té kombucha.

Cuenta con dos jarras de cristal para conservar el kombucha una vez fermentado.

Este kit asegura una correcta fermentación por parte de las bacterias y las levaduras, que van a descomponer el azúcar en ácidos, alcohol y dióxido de carbono.

De este modo, se produce una correcta fermentación, que dará lugar a enzimas, aumenta la cantidad de vitamina B y sustancias antibióticas y regenerativas como el ácido acético, el ácido glucorónico y el ácido úsnico.

Se puede obtener así una producción correcta y continuada de esta beneficiosa bebida.

Se puede obtener el té Kombucha clásico tras una primera fermentación que durará más o menos 1 semana, o un Kombucha burbujeante que, en una segunda fermentación de 4 o 5 días.

Además, se le puede añadir frutas, hierbas o especies y adquirirá ese toque chispeante que le darán las burbujas de gas.

Una vez se quiera detener el proceso, se debe sacar el té del dispensador y ponerlo en las jarras para poder almacenarlo y beberlo cómodamente.

Para un uso correcto, se recomienda esterilizar con agua tibia y vinagre de manzana antes de cada uso.

El tarro está fabricado en vidrio y la tapa es de madera.

Incluye tres muselinas de algodón cuadradas para filtrar y un cordel.

Este kit incluye:

  • Dispensador de 3 litros de capacidad con tapa: 27,5 x 10 cm.
  • 2 jarras de 400 mililitros de capacidad: 13 x 6 cm.
  • 3 muselinas cuadradas: 21 x 21 cm.
  • 2 metros de cordel rústico.

¿Qué es el té Kombucha?

El té kombucha es una bebida tónica de origen oriental, conocido como “el té de la inmortalidad” que prometía longevidad y bienestar a los antepasados.

Hoy es una bebida apreciada por su alto contenido de vitaminas, sobre todo vitaminas del grupo B, por sus propiedades probióticas y porque facilita la digestión, entre otros beneficios para la salud intestinal y la salud en general.

Se puede consumir solo como una bebida refrescante, combinado con zumo de fruta o con cualquier bebida y también como ingrediente en aderezos para ensaladas, en salsas y en adobos dulces y salados.

Tiene un ligero sabor agridulce y crea una sensación de hormigueo en la boca. Cuanto más tiempo se fermenta el té (hasta 4 semanas), su sabor recordará al vinagre. Para conseguir un sabor más dulce el periodo de fermentación debe ser más corto (5-10 días).

 

La firma Kilner fue establecida por primera vez por John Kilner en 1842, Inglaterra.

Inicialmente produciendo botellas de vidrio y jarras, fue a finales del siglo XIX cuando se inventó por primera vez el Tarro Kilner original.

El frasco original es tan amado y exitoso ahora como en sus inicios.

Su popularidad duradera se debe a su distintivo sello de presión y su diseño icónico.

En pocas palabras, los hogares de todo el mundo confían en que conservarán y conservarán sus frutas y verduras con éxito.

En la década de 1900, Kilner presentó su innovación como "la original y la mejor, todas las demás marcas son sustitutos", un reclamo que sigue siendo relevante en la actualidad, y es un testimonio de su impresionante patrimonio.


Utilizamos "cookies" para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información
x