Title Image

Tomates hasselback a la caprese


Tomates hasselback a la caprese

Una de nuestras ensaladas preferidas es la italiana caprese y con el buen tiempo vuelve a colarse en nuestra cocina. Hoy hemos dado un paso más y hemos preparado estos tomates hasselback a la caprese. El resultado es un plato original, fresco y muy colorido. ¡Anímate a probarlos!

Hemos cogido los dos ingredientes principales de la ensalada caprese: tomate y mozzarella. A partir de ahí hemos realizado unos cortes en los tomates en forma de abanico utilizando el cortador de vegetales hasselback de Lékué. Podéis haceros con este utensilio en nuestra tienda online. Luego hemos ido intercalando láminas de mozzarella y hojas de rúcula en los tomates. Tampoco podía faltar el aderezo, en este caso una reducción de vinagre de Módena y un buen aceite de oliva virgen extra.

¡Ya tendríamos lista esta ensalada caprese que no puede ser más original y apetecible! Esperamos que te haya llamado la atención y te animes a prepararla muy pronto.

Tomates hasselback a la caprese

Tiempo de preparación10 min
Tiempo total10 min
Raciones: 3
Autor: Laura Sacristán

Ingredientes

  • 3 tomates pera
  • 200 g de mozzarella fresca cortada en láminas finas
  • 30 g de hojas de rúcula
  • Sal y pimienta recién molida al gusto
  • 3 cdas. de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cdas. de reducción de vinagre de Módena o vinagre balsámico

Elaboración

  • Lava y seca los tomates pera. Luego corta los tomates en láminas sin llegar a cortar el tomate completamente, para ello utiliza el cortador de vegetales hasselback de Lékué y quedarán con unos cortes en forma de abanico.
  • Corta la mozzarella en láminas finas y cada lámina por la mitad. Reserva.
  • Rellena los tomates alternando trozos de mozzarella y hojas de rúcula entre los cortes que has hecho.
  • Coloca los tomates en un plato, salpimienta al gusto y aliña con aceite de oliva virgen extra y la reducción de vinagre de Módena. ¡Disfrútalos!
Laura Sacristán

Laura Sacristán

De diseñadora de productos a diseñadora de platos. Mi pasión por la cocina y la fotografía gastronómica me han llevado a reconducir mi carrera hacia los fogones. Mi formación autodidacta se fue complementando con varios cursos de fotografía y nutrición, y finalmente me decidí a estudiar cocina. Estoy aquí porque me encanta crear y vivir nuevas experiencias, siendo una de mis preferidas elaborar nuevas recetas de cocina, que comparto en Shoot The Cook.