Title Image

Smoothie de remolacha y plátano


Smoothie de remolacha y plátano

Los smoothies son bebidas muy nutritivas de textura densa a base de frutas y verduras, que se trituran en una batidora de vaso, conservando la fibra. Son muy fáciles de hacer, energéticos y deliciosos. Para conservar sus propiedades, es importante preparar el smoothie en el momento en que se va a consumir. Si quieres ahorrar tiempo, puedes congelar previamente las frutas y verduras de cada smoothie en una bolsa zip ya limpias y troceadas. En el momento en que te apetezca un smoothie tan solo tienes que triturar el contenido de la bolsa ……¡y a disfrutar!

En solo 5 minutos preparamos este rico batido con remolacha, plátano y frambuesas. Y no, no sabe a remolacha, ¡te lo prometemos! ¡Es un batido perfectamente equilibrado en sabor! Nosotros hemos utilizado nuestra batidora de vaso Vitamix, que gracias a su potencia consigue una textura muy cremosa en un par de minutos. En nuestra tienda online puedes ver todos los modelos que tenemos disponibles de batidoras de vaso para conseguir un resultado magnífico.

Smoothie de remolacha y plátano

Tiempo de preparación5 min
Tiempo total5 min
Raciones: 2
Autor: Pamela Rodríguez

Ingredientes

  • 75 g de frambuesas
  • 75 g de remolacha cruda
  • 150 g de plátano
  • 200 g de agua

Elaboración

  • Lava las frambuesas. Reserva.
  • Pela la remolacha y el plátano, y trocéalos más o menos del mismo tamaño.
  • Vierte en la batidora de vaso la remolacha y el agua y tritura hasta obtener un puré fino.
  • A continuación, añade las frambuesas y el plátano y tritura de nuevo todo el
    conjunto hasta obtener una mezcla homogénea y fina.
  • Sirve inmediatamente.
Pamela Rodríguez

Pamela Rodríguez

Soy gallega aunque ando a caballo entre mi tierra y Bilbao, la ciudad de mi chico, la otra parte de Uno de dos, el blog donde comparto mi afición a la cocina y, en especial, a los postres. Me gusta adivinar los ingredientes de los platos que han preparado otros y estaría encantada de poder realizar recetas un poco más exóticas, pero en casa gustan más unos huevos fritos que el sushi.