Title Image

Lentejas tradicionales en olla rápida Woll


Lentejas tradicionales en olla rápida Woll

El trabajo y las prisas que llevamos hoy en día no ayudan nada a que podamos estar tiempo en la cocina, haciendo largos platos tradicionales a fuego lento, al chup chup, como me gusta a mí. Es por ello, que para no prescindir de estas deliciosas recetas y guisos de cocción larga cuando voy con prisa, me he pasado a la olla rápida Woll. Yo que tengo pánico a las ollas a presión, aunque hoy en día son muy seguras, en cuanto vi esta opción de olla rápida no me lo pensé dos veces, y estoy encantada. Una olla rápida con las mismas características que una olla a presión, pero que puedes abrir en cualquier momento con total seguridad. ¿Verdad que suena genial? ¡Tienes que probarla! En nuestra tienda encontrarás varios modelos de ollas rápidas diferentes para que puedas elegir el modelo y capacidad que más se adapte a tus necesidades.

En mi olla rápida Woll preparo todo tipo de platos: legumbres, guisos, caldos y ¡hasta postres! Hoy preparé unas lentejas tradicionales para chuparse los dedos en un momento. Con sus verduras y un poquito de carne para darle sabor, es un plato tradicional que no falta en casa. Es ideal para tomar como primer plato e incluso nos lo podemos llevar en una fiambrera a la oficina. Con el frío que hace ahora mismo, ¿no te apetece un platito?

Lentejas tradicionales en olla rápida Woll

Tiempo de preparación10 min
Tiempo de cocción30 min
Tiempo total40 min
Raciones: 4
Autor: Pamela Rodríguez

Ingredientes

  • 2 cdas. de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cebolla finamente picada
  • 1 zanahoria grande
  • 1 pimiento verde partido en trozos
  • 1 diente de ajo entero
  • 1 hueso o punta de jamón
  • 1 hueso de caña
  • 150 g de carne de ternera (morcillo, jarrete, zancarrón)
  • 2 cdas. de tomate triturado natural
  • 1 cdta. de pimentón de la Vera
  • 300 g de lentejas pardinas
  • Agua
  • 1 hoja de laurel
  • 2 chorizos
  • Sal

Elaboración

  • Calienta dos cucharadas de aceite de oliva en la olla. Rehoga la cebolla muy picadita
    durante dos minutos. Añade la zanahoria pelada cortada en dos trozos, el pimiento
    ya limpio, en 4 trozos y el ajo entero. Rehoga dos minutos más a fuego medio.
  • Ahora añade la punta de jamón, el hueso de caña y el trozo de carne. Deja que se doren ligeramente por ambos lados.
  • Echa las lentejas una vez lavadas y escurridas, el tomate natural y el pimentón. Remueve para sofreír todo durante un minuto teniendo cuidado de que el pimentón no se queme.
  • Cubre de agua fría los ingredientes, lo justo para que queden cubiertos, si te gustan las lentejas espesas, si no cúbrelos y añade tres dedos más de agua. También puedes rectificar este punto más tarde agregando agua caliente, para no detener la cocción de las lentejas. Echa encima la hoja de laurel y cierra la olla.
  • Sube el fuego al máximo y una vez que la válvula suba, bájalo un poco, en una cocina con números del 1 al 9, déjalo al 7 y cuenta 15 minutos.
  • Abre la olla y añade el chorizo en rodajas y un poco de sal. Ciérrala, sube el fuego al máximo y cuando suba de nuevo la válvula cuenta otros 15 minutos. Recuerda que este modelo de olla rápida puede abrirse en cualquier momento sin ningún peligro.
  • Apaga el fuego, abre la olla y comprueba el punto de sal y agua. Rectifica si es necesario y sirve las lentejas bien calientes. Para servirlas retira el hueso, la carne, la punta de jamón y el pimiento. Corta en rodajas la zanahoria, pela y chafa el diente de ajo, y ¡listo!
  • Opcionalmente, si te gusta, puedes agregar una patata chascada y un huevo cocido picadito a la cocción. Nota: también puedes añadir todos los ingredientes en crudo en la olla sin sofreír, omitiendo el aceite de oliva, pero el sabor es mucho mejor del modo que indico.
Pamela Rodríguez

Pamela Rodríguez

Soy gallega aunque ando a caballo entre mi tierra y Bilbao, la ciudad de mi chico, la otra parte de Uno de dos, el blog donde comparto mi afición a la cocina y, en especial, a los postres. Me gusta adivinar los ingredientes de los platos que han preparado otros y estaría encantada de poder realizar recetas un poco más exóticas, pero en casa gustan más unos huevos fritos que el sushi.