Title Image

Crema de marisco fácil


Crema de marisco fácil

Esta crema de marisco es una receta sencilla y festiva a la vez. En contra de lo que se pueda pensar una crema de marisco también puede hacerse con ingredientes económicos. En esta crema vamos a usar como base mejillones y langostinos o gambones, productos más asequibles y que le dan un sabor intenso y delicioso. ¡Disfrútala!

Además, estamos de suerte porque esta crema no nos llevará mucho tiempo, la dejas cocer 30 minutos en una cazuela o cocotte y pasado ese tiempo ya la puedes triturar con la batidora. Nosotros siempre utilizamos la Vitamix porque consigue una textura muy fina y cremosa. En nuestra tienda online encontrarás todos los modelos.

Esta crema de marisco luce mucho como primer plato en cenas o comidas especiales. A continuación, te damos también una idea preciosa para presentar la crema en mini cocottes de Le Creuset, con un langostino en pasta brick, que le dará un contrapunto crujiente a la crema.

Crema de marisco

Tiempo de preparación10 min
Tiempo de cocción40 min
Tiempo total50 min
Raciones: 4
Autor: Laura Sacristán

Ingredientes

  • 400 g de langostinos o gambones crudos
  • 500 g de mejillones
  • 60 ml de brandy
  • 1 cebolla cortada en trozos
  • 3 dientes de ajo picados
  • 2 zanahorias peladas y cortadas en rodajas
  • 1 pimiento rojo cortado en trozos
  • 1/2 cda. de pimentón
  • 150 ml de nata
  • 1 L de agua o caldo de pescado
  • Sal y pimienta molida al gusto

Langostinos crujientes

  • 4 langostinos crudos
  • 1 hoja de pasta brick o filo
  • 2 cdas. de mantequilla derretida
  • Sésamo

Elaboración

  • Calienta 2 cucharadas de aceite de oliva en la cocotte. Saltea la cebolla, los ajos, la zanahoria y el pimiento unos 5 minutos.
  • Mientras, limpia los mejillones. Para quitarles los bigotes agárralos y tira de ellos hacia la parte más estrecha de la cáscara y hacia abajo al mismo tiempo. Luego ponlos bajo un chorro de agua fría y utiliza un pequeño cepillo para raspar la concha del mejillón. Si alguno de los moluscos tiene la concha rota, deséchalo.
  • Añade los mejillones a la cocotte y pon la tapa. Espera 3-4 minutos hasta que los mejillones se abran.
  • Incorpora los langostinos, el pimentón y el brandy. Rehoga un poco y deja que el alcohol se evapore 3-4 minutos.
  • Echa el agua o caldo y deja que llegue a ebullición. Entonces baja el fuego a medio, pon la tapa y cocina durante 30 minutos.
  • Luego pasa todo por un colador y después pela los langostinos y los mejillones.
  • Pon en el vaso de la Vitamix la mitad del caldo que has colado, la nata, las verduras, los langostinos y los mejillones pelados. Tritura hasta obtener una crema sin grumos. Salpimienta al gusto y vete añadiendo más caldo, y triturando, si quieres que quede más líquida. Reserva.
  • Para los langostinos crujientes. Extiende la hoja de pasta brick y córtala en 4 tiras a lo largo.
  • Pincela cada una por un lado con la mantequilla derretida. Pon un langostino en cada trozo y salpimienta. Enrolla y atraviesa cada rollo con un palillo.
  • Ponlos en una bandeja de horno. Pincela con un poco más de mantequilla y añade unas semillas de sésamo por encima. Hornea a 200°C durante 5 minutos, o hasta que estén dorados.
  • Sirve la crema en las mini cocottes y pon un langostino sobre cada una. También puedes calentar la crema en las mini cocottes en el horno a la vez que haces los langostinos.

Laura Sacristán

De diseñadora de productos a diseñadora de platos. Mi pasión por la cocina y la fotografía gastronómica me han llevado a reconducir mi carrera hacia los fogones. Mi formación autodidacta se fue complementando con varios cursos de fotografía y nutrición, y finalmente me decidí a estudiar cocina. Estoy aquí porque me encanta crear y vivir nuevas experiencias, siendo una de mis preferidas elaborar nuevas recetas de cocina, que comparto en Shoot The Cook.