Title Image

Crema fría de zanahoria


Crema fría de zanahoria

Tener siempre a mano en la nevera una crema fría como esta te ayudará a sobrellevar mejor el calor veraniego. Esta crema fría de zanahoria es suave, fresca y ligeramente dulce. No decimos más, solo te animamos a que la pruebas y juzgues por ti mismo.

Cuando el calor es asfixiante se nos quita hasta el apetito, pero seguro que esta crema fría de zanahoria sí que te apetece. Además, estamos de suerte porque esta crema es extremadamente sencilla de preparar. Pones todos los ingredientes a cocer en una cazuela o cocotte y pasados 15 o 20 minutos ya la puedes triturar con la batidora. Nosotros siempre utilizamos la Vitamix porque consigue una textura única. En nuestra tienda online encontrarás todos los modelos de cocottes Le Creuset.

Guarda la crema en el frigorífico para que esté bien fría en el momento de servirla. Esta crema admite cualquier tipo de guarnición, nosotros hemos hecho un aceite de albahaca que le da mucha vividilla. ¡Qué la disfrutes!

Crema fría de zanahoria

Tiempo de preparación10 min
Tiempo de cocción15 min
Tiempo total25 min
Raciones: 4
Autor: Laura Sacristán

Ingredientes

  • 1 cebolla cortada en trozos
  • 500 g de zanahorias peladas y troceadas (8 unidades)
  • 150 g de calabacín troceado
  • 650 ml de agua o caldo de verduras
  • Sal y pimienta molida al gusto

Aceite de albahaca

  • 50 ml de aceite de oliva
  • 6 hojas de albahaca
  • 1 pizca de sal

Para decorar

  • Piñones tostados
  • Hojas de albahaca

Elaboración

  • Calienta 2 cucharadas de aceite de oliva en la cocotte. Saltea la cebolleta un par de minutos.
  • Añade las zanahorias, el calabacín y un poco de sal. Rehoga 4 minutos más y remueve de vez en cuando.
  • Echa el agua o caldo y deja que llegue a ebullición. Entonces baja el fuego a medio, pon la tapa y cocina durante 15-20 minutos, o hasta que la zanahoria esté blanda.
  • Mientras, prepara el aceite de albahaca triturando todos los ingredientes con una batidora de mano.
  • Retira del fuego las verduras y deja que se enfríen un poco. Reserva medio vaso del líquido de cocción por si nos hiciera falta para aligerar la crema. Tritura el resto en la Vitamix hasta obtener una crema fina y cremosa. Prueba y rectifica de sal si es necesario. Procesamos de nuevo unos segundos. Si queda muy densa, puedes añadir parte del caldo que has reservado y volver a triturar.
  • Guarda la crema en el frigorífico y sirve cuando esté fría. Añade un chorrito de aceite de albahaca por encima y decora con los piñones y las hojas de albahaca.
Laura Sacristán

Laura Sacristán

De diseñadora de productos a diseñadora de platos. Mi pasión por la cocina y la fotografía gastronómica me han llevado a reconducir mi carrera hacia los fogones. Mi formación autodidacta se fue complementando con varios cursos de fotografía y nutrición, y finalmente me decidí a estudiar cocina. Estoy aquí porque me encanta crear y vivir nuevas experiencias, siendo una de mis preferidas elaborar nuevas recetas de cocina, que comparto en Shoot The Cook.