Title Image

Cottage pie o pastel de carne y patata


Cottage pie o pastel de carne y patata

El cottage pie es un pastel de carne muy popular en el Reino Unido e Irlanda. Tiene su origen en el S. XVII cuando la gente con menos recursos preparaba este plato para aprovechar los restos del guiso de carne que habían quedado. En la actualidad este plato se prepara a base de carne picada de ternera cocinada a fuego lento con verduras. Luego todo ello se cubre con un puré de patatas y se mete al horno para darle ese toque final crujiente, con el que a todos se nos hace la boca agua. En resumen, este es un plato económico, sencillo y para disfrutar en familia. ¿Te hemos convencido ya para probarlo?

Además ha sido la excusa perfecta para usar nuestras mini cocottes, ¡que nos encantan! En nuestra tienda puedes ver todos los modelos de mini cocottes de Le Creuset que tenemos disponibles. Las hemos utilizado para llevar al horno los cottage pies y para servirlos. No nos digas que no queda preciosa la presentación.

Cottage pie o pastel de carne y patata

Tiempo de preparación15 min
Tiempo de cocción50 min
Tiempo total1 h 5 min
Raciones: 6
Autor: Laura Sacristán

Ingredientes

  • 500 g de carne picada de ternera
  • 2 cdas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 ajos rallados
  • 1 trozo de jengibre de 1 cm rallado
  • 1 cebolleta grande finamente picada
  • 2 zanahorias cortadas en dados pequeños
  • 2 ramas de apio cortadas en dados pequeños
  • 60 g de guisantes congelados
  • 120 g de tomate triturado (o salsa de tomate frito)
  • 1 cda de salsa Worcestershire o Lea & Perrins (opcional)
  • 1 cda de harina (opcional)
  • 250 ml de agua o caldo de carne
  • 1 puñado de ramas de tomillo fresco (solo las hojas)
  • Sal y pimienta recién molida
  • 4 cdas de queso Parmesano rallado u otro tipo

Para el puré de patatas

  • 1 kg de patatas peladas y troceadas
  • 2 cdas de mantequilla o aceite de oliva
  • 100 ml de leche
  • Pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta recién molida

Elaboración

  • Pon al fuego una sartén con un poco de aceite de oliva y sofríe la carne picada durante 4-5 minutos, o hasta que se dore por todos lados. Retira a un plato y reserva.
  • En la misma sartén añade un poco más de aceite y sofríe los ajos, el jengibre, la cebolla, las zanahorias y el apio a fuego lento durante 15 minutos, o hasta que las verduras estén blandas.
  • Después añade el tomate, sube un poco el fuego y deja cocer unos 5 minutos. Incorpora de nuevo la carne, añade la cucharada de harina y remueve bien para mezclar.
  • Añade el agua o caldo, la salsa Lea & Perrins y las hojas de tomillo. Deja que hierva a fuego suave durante unos 30 minutos. Si pasado ese tiempo todavía queda liquido, sube el fuego y deja que reduzca unos minutos más, la carne debe quedar jugosa. Deja enfriar antes de montar el pastel para que el puré no se hunda.
  • Mientras la carne termina de hacerse, puedes preparar el puré de patatas. Pon las patatas troceadas en una cazuela y cubre con agua fría. Añade un poco de sal y hierve las patatas unos 15-20 minutos, hasta que estén tiernas. Escúrrelas bien y aún en caliente, con un tenedor o con el pasapurés machaca las patatas hasta conseguir una textura fina. Añade la mantequilla y seguidamente la leche, removiendo continuamente hasta conseguir una textura ni muy espesa ni muy cremosa. Añade sal, pimienta molida y nuez moscada al gusto. Reserva.
  • Para montar el pastel en las mini cocottes, llena 3/4 partes de cada una con la carne y encima añade el puré de patatas. Con un tenedor haz picos en la superficie del puré para que se dore más fácilmente y quede crujiente.
  • Espolvorea un poco de queso sobre cada una y mete en la parte superior del horno precalentado a 200º C durante 20 minutos. Si tu horno tiene grill enciéndelo los últimos 5 minutos para que la superficie se tueste todavía más. ¡Listo para servir!
Laura Sacristán

Laura Sacristán

De diseñadora de productos a diseñadora de platos. Mi pasión por la cocina y la fotografía gastronómica me han llevado a reconducir mi carrera hacia los fogones. Mi formación autodidacta se fue complementando con varios cursos de fotografía y nutrición, y finalmente me decidí a estudiar cocina. Estoy aquí porque me encanta crear y vivir nuevas experiencias, siendo una de mis preferidas elaborar nuevas recetas de cocina, que comparto en Shoot The Cook.