Title Image

Costilla de cerdo ahumada


Costilla de cerdo ahumada

Estas costillas de cerdo ahumadas no pueden estar más ricas. Quedan jugosas, tiernas y con un toque ahumado muy especial.  Te enseñamos que se pueden hacer fácilmente en casa utilizando solo el ahumador de Nordic Ware. ¡Toma nota!

Si alguna vez te has preguntado qué hay en esas costillas ahumadas que sirven en los restaurantes hoy descubrirás que puedes hacerlas iguales en casa con el ahumador. El costillar es la pieza que hemos elegido para esta receta, estas costillas no tienen demasiada carne, y se cocinan más rápido. Un paso previo a cocinar las costillas consiste en frotarlas con especias, nosotros utilizamos pocas, ya que luego añadiremos la salsa barbacoa, pero puedes ser tan creativo como quieres y probar con otras especias.

En cuestión de una hora en el ahumador la carne empieza a separarse del hueso y a estar melosa. Entonces las untamos con la salsa BBQ y volvemos a meterlas en el ahumador para que se caramelice ligeramente la salsa y se forme una superficie crujiente. En nuestra tienda online puedes encontrar este y otros muchos utensilios de cocina para tus mejores platos.

La carne queda muy sabrosa y con un delicioso toque ahumado. La puedes tomar así o también la puedes utilizar como relleno en otros platos como empanadillas, bollos chino, croquetas, etc. ¡No podrás olvidarte de su sabor!

Costilla de cerdo ahumada

Tiempo de preparación15 min
Tiempo de cocción2 h
Tiempo total2 h 15 min
Raciones: 4
Autor: Laura Sacristán

Ingredientes

  • 1 costilla de cerdo (800-1200g)
  • 1 cda. de pimentón dulce
  • 1 cda. de ajo en polvo
  • Sal y pimienta molida
  • 6 cdas. de salsa barbacoa casera o comprada

Salsa barbacoa

  • 1 cebolleta partida en trozos
  • 2 cdas. de azúcar moreno
  • 200 g de salsa de tomate o tomate frito
  • 1 cda. de mostaza
  • 2 cdas. de salsa Perrins
  • 1 cdta. de pimentón dulce (o pimentón picante)
  • 3 cdas. de ketchup
  • 2 cdas. de miel
  • 1 cda. de salsa de soja
  • 3 cdas. de vinagre
  • Pimienta molida y sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

  • Empieza frotando el costillar con las especias. Luego pongo sobre la bandeja de agujeros del ahumador de Nordic Ware. Coloca dos cucharas de virutas de madera hickory en el fondo del ahumador.
  • Encima coloca el recipiente para los líquidos, en este caso vamos a hacer un ahumado en seco y no añadiremos nada ahí. Pon la bandeja de agujeros con las costillas y cierra con la tapa. Introduce el termómetro que incluye el ahumador en el orificio dispuesto para tal fin en la tapa.
  • Enciende el fuego y espera hasta que salga humo por los orificios de la tapa, entonces ciérralos y cocina durante 45-60 minutos, según el tamaño de la pieza. Controla con el termómetro que la temperatura no pase de los 100ºC. Si la temperatura sube demasiado solo tienes que bajar el fuego o abrir el ahumador quitando la tapa unos segundos.
  • Mientras, puedes preparar la salsa barbacoa. Para ello pon una sartén al fuego con un poco de aceite y sofríe la cebolleta.
  • Añade el azúcar y cocina unos minutos hasta que empiece a caramelizar. Salpimienta y echa la salsa de tomate Deja que reduzca unos 5 minutos.
  • Luego añade el resto de ingredientes de la salsa, mezcla todo bien y deja que se cocine a fuego lento durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Luego tritura la salsa con una batidora y guárdala en un tarro hermético en la nevera.
  • Cuando las costillas lleven 45 minutos en el ahumador es el momento de añadir la salsa barbacoa, pero también puedes no hacerlo y dejarlas que sigan cocinándose otros 30-40 minutos.
  • Si optas por la salsa barbacoa, saca el costillar y úntalo con la salsa. Vuelve a ponerlo en el ahumador otros 30-40 minutos o hasta que estén bien cocinadas según su grosor. ¡Disfrútalas!
Laura Sacristán

Laura Sacristán

De diseñadora de productos a diseñadora de platos. Mi pasión por la cocina y la fotografía gastronómica me han llevado a reconducir mi carrera hacia los fogones. Mi formación autodidacta se fue complementando con varios cursos de fotografía y nutrición, y finalmente me decidí a estudiar cocina. Estoy aquí porque me encanta crear y vivir nuevas experiencias, siendo una de mis preferidas elaborar nuevas recetas de cocina, que comparto en Shoot The Cook.